Consejos prácticos en redes sociales

Consejos prácticos en redes sociales

por Joseba Enjuto

Últimamente he leído varios artículos de similares características: consejos para un buen uso de las redes sociales (y en especial, de Facebook). He leído comentarios al respecto de Enrique Dans, de ConsumerReports, de Blogoff, … Hay tanto consejos de uso como consejos de seguridad, pero yo me voy a centrar en estos últimos, ya que todos los consejos se basan, más o menos, en las mismas premisas:

  • Limitar la información publicada: Tanto la relativa a características personales como a circunstancias sociales. No dar excesivos datos íntimos, no facilitar el seguimiento de tu estado/ubicación en tiempo real, …
  • Agrupar: a las personas y separarlas en grupos/listas en función del tipo de relación que tengan contigo (amigos, familia, vida profesional, …).
  • Limitar los accesos: Tanto el acceso desde fuera de las redes sociales como el acceso de cada grupo a cada tipo de información. En definitiva, configurar adecuadamente la privacidad, la posibilidad de aparición en búsquedas, etc.
  • Limitar la actividad: Ser cauto en la utilización de funcionalidades que pueden permitir el acceso a información propia o que pueden afectar a tu presencia fuera de tu propio perfil (información “personal” en el muro, etiquetado excesivo de fotos, actividad pública “propagandística”, etc.).
  • Utilizar claves de acceso robustas: Esta creo que no necesita explicación.

No obstante, creo que algunos de estos consejos chocan con el uso que muchas personas quieren para sus redes sociales: potenciar su imagen digital pública, favorecer que les conozcan, ser identificables como personas activas en la red social. En ese caso, muchos de los consejos dados en aras de la privacidad son completamente inútiles, ya que el objetivo es completamente el opuesto, la publicidad. En ese caso, de todas las premisas anteriores sólo nos podríamos quedar con dos: agrupación (aunque quizás no sirva para nada, ya que no tiene por qué aplicarse el criterio de limitación de accesos) y uso de claves de acceso robustas. En este caso la duda que me surge es siempre la misma: ¿Es posible dar consejos válidos en el ámbito de la seguridad a este tipo de usuarios? ¿Por qué estos usuarios no “valoran” su privacidad? ¿Está la privacidad sobrevalorada por nuestro sector, o infravalorada por estos usuarios? ¿Son compatibles ambas visiones? Estaría encantado de escuchar vuestras opiniones…